martes, 27 de octubre de 2009

Llegamos las pibas chorras

Ayer a penas llegué del colegio recibí un llamado histérico de una de las chicas histérica porque el bordado del disfraz estaba mal hecho. No se podía hacer nada por teléfono así que quedaría pendiente el tema para hablarlo hoy en el colegio todas juntas. Y así fue, gritos por doquier, discuciones, peleas, y todo lo que una situación así amerita.
A la salida fuimos (casi) todas hasta la modista, para arreglar el problema o mínimo putearla un rato por haber hecho las cosas mal.
Dos de las chicas fueron las primeras en llegar. Por lo tanto, cuando llegó el resto, ellas ya estaban discutiendo con una de las modistas y todas las demás nos quedamos afuera. Sí, parecíamos una patota. Bien camioneras, todas afuera, a la espera de poder gritar y decir todas las barbaridades que se nos ocurrieran.
Estuvimos una hora reloj paradas en la puerta de la modista.
Conclusión? La modista que le dijo en un principio a una de las chicas que el bordado ya estaba hecho (y mal) estaba equivocada. El bordado no estaba hecho, por ende, no existía tal problema.
Las cosas se solucionaron, o mejor dicho, se aclararon. Y nos fuimos todas las pibitas chorras cada una a su casa con la palabra en la boca por la inexistencia del supuesto percance.
Eso sí, más de una, tiene la entrada prohibida al local por la "falta de respeto" hacia la modista. 

4 comentarios:

NatiiLú! dijo...

Son terribles eh !
Me cagué de la risa leyendo esta anécdota jaaaaaaaa

agas dijo...

Eramos una patota literal MB ! jajajaj
Es más la señora modista le dijo a otra señora modista : estan haciendo patrulla en la puerta ! jajajajajjaja
Que genias !


Che a mi me trató re bien la modista. Es más me va a hacer de vuelta la pollera ! Me compré a la vieja boluda !
TeamoAMIGA

Antonella dijo...

Terrible eh jaja, en mi colegio también suelen hacerse ese tipo de lios.
Un besoo!

Mariana ~ dijo...

La culpa es de la modista por decir giladas jaja. De terrorrrrr, pero bue, es una anécdota más para recordar cuando seas viejita jaja