domingo, 4 de octubre de 2009

No tiene nombre

Situaciones incómodas, situaciones desubicadas, situaciones colgadísimas, situaciones olvidables, situaciones innecesarias, situaciones de mierda, situaciones de mi vida. Esas son las que me rodean y vivo los 365 días del año, los 12 meses del año, las 4 semanas del mes, los 7 días de la semana, las 24 hs. del día. Básicamente, mientras que yo quiero hacer mi vida lo más relajada posible e intentar de alejarme de todo tipo de disturbio, la hago peor, o ella me juega una mala pasada. 
Intento pero no hay nada que me ayude a cerrar cosas que ya no quiero en mi vida, no soy una víctima (ni en pedo, nada más lejos de eso), me hago cargo de mis errores, pero si los demás no, no ayuda mucho. 
Si algo salió bien, fue el hecho de irme a la casa de Agos ayer a la noche, y hablar y putear y quejarnos sobre el rumbo actual de nuestras vidas sin suerte. Dos meses pasan rápido, no? Porque me dí cuenta, que no sé lidiar con un montón de cosas, y que una buena solución sería terminar el colegio de una vez y poder evitar esas cosas que no puedo, no sé, no me sale, no entiendo, cómo manejar.
Necesitaría que me coja (perdón la expresión, es que con sólo encontrármelo no alcanzaría) un duende y ver si así, mi suerte empieza a ser otra. Y sino, que por lo menos sirva como una "alegría".

2 comentarios:

Agas dijo...

Mi vida se va Mb ... la estoy viendo irse ! ajajajja Que hacemos? Esperar. Ya esta. Como dijiste lo unico bueno es tenernos !!! te amo

Antonella dijo...

Para mi es natural el hecho de vivir peleando con los hermanos. Tu caso es muy particular. Pero, más allá de las discuciones, no significa que le dé menos importancia.Todo lo contrario: es una de las personas más importantes que tengo. Pero a veces se complica intentar evitar las peleas.
Con respecto a lo que escribiste, a esta altura no ves la hora de terminar con el estudio y los problemas que van surgiendo, pero lo importante es no rendirse aunque cueste demasiado. Éxitos con eso!


Un beso